El arrecife artificial es una estructura sumergida, deliberadamente construido o colocado en el lecho marino para emular algunas de las características de un arrecife natural como protección, regeneración, concentración y/o la mejora de las poblaciones de los recursos marinos y su hábitat de vida. Los arrecifes artificiales se utilizan para fines de manejo costero en varios países y regiones en el mundo desde tiempo inmemorial. Los arrecifes pueden aumentar la biomasa de determinadas especies de peces comerciales al mejorar su supervivencia, crecimiento y reproducción. Resultando ser útiles para especies que utilizan sustratos duros como zona de refugio, desove y se alimentan de epibiota. Los arrecifes no suelen contribuir de manera significativa a la productividad biológica del ecosistema, ya que atraen otras especies bentónicas y plantónicas, elevando con ello, la riqueza biológica. No obstante, los arrecifes fungen el rol de atracción para peces lo que facilita la captura a los pescadores, por lo tanto, su uso indiscriminado puede contribuir a la explotación del recurso. Por ello, soló deben fomentarse en el marco de un sistema adecuado de gestión y planificación de la pesca.

EVALUACIÓN DE LA COMPOSICIÓN Y ESTRUCTURA DE LA MACROFAUNA BÉNTICA ASOCIADA A LOS ARRECIFES ARTIFICIALES DE BAHÍA DE JIQUILISCO”.

El objetivo general del proyecto es determinar la composición y estructura de la macro fauna béntica asociada a los arrecifes artificiales de Bahía de Jiquilisco, a través de la descripción de los sitios donde se encuentran sumergidas las estructuras, la identificación la composición de la macro fauna béntica asociada, determinación de la complejidad del sustrato y la calidad de agua de los sitios para evaluar el aporte de las estructuras al ecosistemas.

EVALUACIÓN BIOLÓGICA Y PESQUERA DE LAS POBLACIONES DE PECES ASOCIADOS A LOS ARRECIFES ARTIFICIALES DE BAHÍA DE JIQUILISCO.

La propuesta se ha diseñado en marco del proyecto “Pesca limpia” que está siendo coordinada por Fundación Mangle, Asociación Cincahuite, ECOVIVA y el Instituto de Monterrey, con el apoyo de 28 cooperativas pesqueras de la zona, y tiene como finalidad promover la pesca sustentable sin poner en riesgo la conservación de las especies sometidas a extracción. El proyecto que se impulsa como ICMARES tiene como finalidad evaluar aspectos ecológicos, biológicos y pesqueros de las poblaciones de peces que son sometidos a extracción por la pesca artesanal en los arrecifes artificiales de Bahía de Jiquilisco, esto permitirá proponer a los tomadores de decisiones las herramientas necesarias para el uso y manejo sustentable de esta actividad.