El Salvador contiene ecosistemas costeros y marinos de gran potencial para generar bienestar social, como lagunas costeras, humedales, estuarios, manglares, arrecifes rocosos con presencia de especies formadoras de arrecifes coralinos; estos juegan un importante papel como hábitat y fuente de alimento para muchas especies de peces, crustáceos y moluscos de alto valor económico y nutricional. Los ecosistemas de manglares y arrecifes rocosos y de coral forman barreras vivas de protección contra fenómenos naturales, que reducen la vulnerabilidad de la población.

Para los próximos años, el objetivo de El Salvador es redefinirse como un país costero, donde el buen uso de los recursos costeros y el aseguramiento del funcionamiento ecológico de los ecosistemas reflejaran una gestión ambiental responsable, que garantiza la sustentabilidad social y potencializa su patrimonio productivo, reduciendo con ello, excedentes de exportación.

El deber de la Universidad de El Salvador, como única universidad estatal en el país, es apoyar las acciones gubernamentales y generar la información científica que ayude a la concretización y articulación de acciones pilares de las instituciones nacionales y locales de administración pública en el territorio. El Instituto de Ciencias del Mar y Limnología es la unidad dentro de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemática de la Universidad responsable de abordar temáticas vinculadas al patrimonio costero y marino y asume su rol al proponer insumos que permitan decisiones que garanticen la sustentabilidad de los recursos costeros, valorando los riesgos, fragilidades y potencialidades ambientales de nuestro país; proveyendo con ello, la oportunidad al país de disminuir la vulnerabilidad ambiental y los riesgos asociados al cambio climático.

La iniciativa que se promueve consiste en generar información científica sobre la biodiversidad del sitio, considerando la composición y estructura del paisaje y la dinámica de las poblaciones de especies representativas, a efecto de detectar los factores que están ejerciendo mayor vulnerabilidad al Cambio Climático

CAMBIO CLIMÁTICO Y BIODIVERSIDAD

El cambio climático global es el mayor problema que afrontan las sociedades humanas, en consecuencia, sus efectos ponen en evidencia la vulnerabilidad de los ecosistemas. En la actualidad constituye una de las principales amenazas para el futuro de la biodiversidad,  la mayoría de estudios en este campo anticipan efectos en todos sus componentes, desde el nivel de especie hasta los biomas; en el primero es capaz de hacer decrecer la biodiversidad genética, debido a la selección que ejerce sobre la migración de las especies, lo cual podría afectar el funcionamiento y resiliencia de todo el ecosistema y biomas.

Los efectos del cambio climático en los sistemas acuáticos están relacionados con la alteración e incremento de ciertos procesos entre ellos eutrofización, mayor erosión y sedimentación que se traduce en la reducción de la calidad del agua volviendo las aguas con poco contenido de oxígeno causando finalmente mortalidad de especies. En los ecosistemas marinos y costeros, los escenarios de aumento del nivel del mar, evidencian cambios significativos en los procesos costeros del paisaje litoral, lo que afectará el funcionamiento de todo el ecosistema. Según el índice de riesgo climático global 2009, El Salvador es el país más vulnerable del mundo frente al cambio climático, con más del 88% de su territorio en estado vulnerable, en los últimos años, las pérdidas económicas provocadas por eventos meteorológicas durante los últimos 30 años, asciende a los 6,711 millones de dólares, siendo los ecosistemas costeros los más susceptibles a estos eventos.

OBJETIVOS 

  • Transferir a los actores clave el conocimiento en la temática de gestión de zonas costeras y vulnerabilidad de la biodiversidad.
  • Caracterizar la biodiversidad de los ecosistemas de bosque de manglar y arrecife de El Salvador y cuantificar las tasas de sedimentación y erosión como factores que aumentan la vulnerabilidad funcional ante el cambio climático.
  • Establecer medidas de adaptación para recuperar hábitats y áreas críticas de los ecosistemas de bosque de manglar y arrecife de El Salvador.
  • Estructurar un monitoreo sistemático de los ecosistemas de bosque de manglar y arrecife de El Salvador.

METAS

  • Actores clave informados sobre potencialidades y vacíos del conocimiento existente en el área en estudio.
  • Cuantificación de la tasa histórica de cambio del paisaje relacionada con la pérdida y fragmentación de hábitats.
  • Establecimiento de medidas que lleven a la recuperación del balance hidrológico de los sistemasRegistro de una base de datos viable para un análisis temporal de funcionamiento ecológico de los ecosistemas de bosque de manglar y arrecife para consulta gubernamental.
  • Colección científica base de registro de la biodiversidad.